DESDE LA “NOTA AL PIE”

Por: Florencia Puddington

“Nota al pie” es la historia de lo superfluo, lo insignificante, lo olvidable. La primera característica que destaca es la elipsis como procedimiento narrativo, un recurso muy usado por Walsh. El cuento comienza in medias res, e intercala hechos pasados y presentes para mantener el clima de misterio en torno a la trama. Con el quiebre de la temporalidad y del sentido, se establece, al mejor estilo del género policial, una suerte de juego con el lector: ¿quiénes son León y Otero?, ¿por qué se suicidó León?, preguntas que podrá responderse cuando complete la lectura y rearme el rompecabezas.

Cuentos_completos-RodolfoWalsh


León, un individuo de origen humilde que sufrió carencias económicas y afectivas desde su infancia, busca desesperadamente el reconocimiento, ser visto, construirse en la mirada del otro. Abandona su trabajo en una gomería y comienza a forjarse en el oficio de traductor, especializado en policiales. Las exigencias de este trabajo (“…borrar su personalidad, pasar inadvertido, escribir como otro y que nadie lo note”), y la preferencia por el policial, un género menor, contribuyen a enfatizar su sentimiento de invisibilidad. Sumado esto a la actitud del editor, un oficinista burócrata, y su indiferencia ante las manifestaciones de frustración (¿desprecio?) de León, que ha comenzado a boicotear su propio trabajo deliberadamente, omitiendo la traducción de pasajes completos o inventando nuevos fragmentos.


Hacia el final del texto comprendemos que para León estará siempre destinado ese lugar de lo superfluo. Su muerte se revela a la resignación y al olvido. Su carta, transcripta en una nota al pie, vuelve a ubicarlo en ese lugar. La voz de León ha quedado nuevamente confinada al lugar menor, accesorio, que puede leerse o saltearse.


La obra de Walsh siempre admite una lectura en clave política, aún más, considerando las ideas que sobrevuelan su trabajo. Entonces, en una interpretación más libre, León también es el oprimido, que intenta ascender, burlar al sistema instaurado (“León nunca llegó a comprender su verdadero estatus dentro de la Casa”). La nota al pie cobra un nuevo sentido: desde el lugar de lo accesorio, donde se agrega información complementaria, habla León. Argumentalmente, la carta presenta las claves que nos permiten comprender los hechos narrados en el cuerpo del texto. León se revela de la única forma en que le es posible: negándose a continuar. Esta nota, con un valor inesperado, desborda de significado y subordina al cuerpo del texto. En el plano de lo simbólico, hay algo que bulle y pide la voz, como en el subsuelo de Dostoievski, en la nota al pie, lo ignorado comienza a reclamar protagonismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s